Zumba “La gente se da cuenta de que yo me esfuerzo”

jueves, 1 de noviembre de 2012

 Recibió el apoyo de la hinchada, que coreó su nombre.

A Zumba le tocó vivir ese momento difícil dos semanas atrás, cuando Emelec empató 1-1 en Riobamba con Olmedo. Ahí el golero recibió un gol en una jugada en la que el balón parecía fácil de controlar. “Era un partido que teníamos controlado y me tocó fallar ese gol. Me dio bronca cuando me pasó y enseguida me pregunté: ‘por qué me pasa esto a mí’, pero luego todo vuelve a la normalidad”.
Zumba cuenta  que cuando tiene malos ratos en el fútbol, viaja. “Yo me libero de esas tensiones con mi familia. Trato de irme a la playa, quedarme todo el día y regresarme a Guayaquil de noche. Cuando hay goles así, me quedan preguntas en la cabeza y esas preguntas me las despejo en la playa. Paso en familia y le pido a Dios que me ayude”.
Wilmer está casado con Sofía Neacato, con quien tiene dos hijos, Sebastián, de 10 años, y Martín, de 3. “El mayor me dice que quiere ser como el ‘Cuqui’ (Carlos Alberto Juárez) y el menor que va a ser mejor arquero que yo”.
El guardameta indica cómo fue su reacción tras el gol recibido. “Me quería morir, porque me hicieron un gol ‘bobo’. Enseguida pensé en lo que podían decir mis compañeros, en si el técnico me va a sacar... se me cruzaron muchas cosas por la cabeza”.

En el último encuentro de Emelec, el domingo ante Macará, Zumba, quien no atajó, recibió el apoyo de la hinchada, que coreó su nombre. “La gente se da cuenta de que yo me esfuerzo”, expresa el golero orense, quien dice además que ahora las personas lo reconocen más en las calles. “La semana pasada creció mi popularidad, los hinchas se acercaban a tomarse fotos conmigo”.
Para el psicólogo Eduardo Tigua, quien ha trabajado en Barcelona y Emelec, los técnicos deben  hablar con los jugadores que reciben fuertes críticas tras cometer errores. “La primera pregunta que se le hace a un jugador en estas situaciones es si desea descansar, si quiere unos días libres. La presión va saturando al jugador, ya que la gente lo coge para burla y eso mengua su rendimiento”.
Para Tigua, quien laboró en la temporada de 1985 con los “eléctricos” y desde 1986 hasta 2005 (con algunas interrupciones) en el elenco “canario”, “el psicólogo del club o el técnico deben manejar el ánimo del jugador y la autoestima, ya que en esas áreas los futbolistas se caen bastante. El jugador de fútbol debe estar bien mentalmente para rendir al máximo”.

eltelegrafo.com.ec
Share this article :

0 comentarios:

Speak up your mind

Tell us what you're thinking... !

Archivo del blog

Siguenos via email

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. EMELEC : HINCHA EMELECISTA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Inspired by Sportapolis Shape5.com
Proudly powered by Blogger