Una hinchada que calló a un país.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Por @caminantealfa .
El Jocay, colmado en un 80% de emelecistas, se quedó sin voz. Es fácil llenar un estadio cuando vienes ganando, pero cuando vienes goleado... solamente la hinchada azul lo hace, y además un estadio visitante. Los emelecistas presentes levantaron al equipo, nosotros los azules sabíamos que aún no estaba nada seguro. Los otros pensaban que ya eran campeones. Nosotros dijimos que lo del domingo fue solamente una pesadilla, que la guerra por conquistar el sueño continuaba, y así fue...
El equipo empezó alicaído, impreciso, con deseos de levantarse aunque herido. En los graderíos la gente transmitió esa confianza que necesitaban los futbolistas para recuperar el terreno perdido. De a poco regresó el bombillo a brillar en toda su intensidad. Arana estuvo exigido particularmente el primer tiempo, pero con solo 3 partidos de titular, demostró que merece estar en el campo.
En una pelota larga del Manta, salió a cortar fuera de su área de manera impecable; los manabitas remataron varias veces al arco, confiados que tenían un arquero novato al frente, pero se estrellaron contra un muro.
Emelec ganó confianza, y pudo retirarse en ventaja al descanso: Un centro de un tiro libre de Pedro Quiñónez, fue conectado de cabeza limpiamente por Giménez, el balón se fue al fondo, era el minuto 39 cuando los millonarios habían inclinado la cancha a su favor. No obstante, el árbitro anuló el gol imjustamente.
Lejos de desanimarse, Emelec salió a ganar el segundo tiempo. Luchaba contra el arbitraje, que fue permisivo para el juego brusco del Manta (¿Cuantas patadas le dieron a Giménez?), contra la prensa, que desde el domingo solo intentaba desmoralizar al club y la afición, luchó contra la adversidad de estar abajo en el tablero 4 puntos. De Jesús al minuto 53 y Valencia al 79, hicieron que reviva la esperanza con dos goles de buena factura.
Callamos a los que se creían campeones, los callamos entre todos los azules, por eso no abandones ahora. Expulsen a quien expulsen del equipo, aunque se lesione cualquiera, nosotros seremos ese jugador que se echará el equipo al hombro, si ninguno lo hace en el campo, entre todos lo levantaremos. Ahora dependemos de lo que haga Emelec, así que hay que mantenerse ganando y avanzando en los 7 partidos que restan, nuestro calendario es más difícil, pero no imposible. Somos escoltas con 27, a dos puntos del primero, y un partido más por jugar.
La voz de esta hinchada es más fuerte que la prensa, que la adversidad, que las lesiones, la voz de esta hinchada es la única capaz de hacer callar a un país.

Aquiles Valarezo.

Share this article :

3 comentarios:

  1. perfecto post simplemente perfecto dice la verdad exacta ni mas ni menos felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Así es nada nos detiene ni tormenta nos mueve.

    ResponderEliminar
  3. Esa es la Sangre de un Canpeon.. Arriba Bombillo SI se Puede !!!!

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Siguenos via email

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. EMELEC : HINCHA EMELECISTA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Inspired by Sportapolis Shape5.com
Proudly powered by Blogger